Schiaretti, Macri y Fernandez un triangulo de poder entre caballeros - Amigos del Mensaje - Ministerio VCM

Alejandro Gonzalez | octubre 03, 2019

Schiaretti, Macri y Fernandez un triangulo de poder entre caballeros

Dentro del mundo de la política -por lo menos de lo que yo conozco- el dinero y la traición son dos cosas que se pueden llegar a pagar muy caro no así las deslealtades partidarias. Aunque parece un juego de palabras, es el juego que la política Argentina plantea. Desde muy joven he estado ligado a este mundillo desde el lugar de los invisibles. Somos los que vemos, opinamos, obedecemos y hacemos sabiendo la real importancia que tenemos pero nunca seremos reconocidos, terminando en el anonimato y eso es lo que nos caracteriza y nos vuelve importantes.

Un off the record que me sucedió hace unas semanas con un amigo de la juventud del gobernador de Córdoba, Juan Shiaretti y ex director de uno de los organismos de la provincia al estar comentado café de por medio mi teoría de porque el Gringo no daba su apoyo públicamente al candidato presidencial del PJ, Alberto Fernandez, despertado el temor en de la duda de cual sera la la futura reacción que la provincia deben vivir los próximos cuatro años por parte del cuasi electo presidente Alberto Fernandez, 'perooo' y siempre lo hay esta explicación también explica a mi entender el porque el propio candidato presidencial del Frente de Todos lo ha protegido ante los requerimientos de los periodistas comprendiendo su situacion.

No está demás decir que una de las manos derechas de Schiaretti, el diputado y ex hombre fuerte del desaparecido gobernador Jose de La Sota, Alfredo Caserio esta trabajando activamente para el candidato Alberto Fernandez, quien en una de sus últimas visitas a Córdoba al preguntársele por parte del periodismo si había mantenido alguna conversación con el gobernador cordobés, contestó: "Ayer hablé por teléfono... con el gringo, somos amigos de la juventud. Siempre charlamos...", enviando un claro mensaje al electorado.

Por otra parte hay que reconocer que el presidente Mauricio Macri no ha podido dar con la tecla justa para gobernar desperdiciando un momento histórico irrepetible en donde fue elegido no por sus méritos sino por el voto castigo a CFK. Gran parte de esa sucesión de errores se debe a la elección de sus 'consejeros' y a la gente que lo ha rodeado, 'el mejor equipo de los últimos 50 años', según sus palabras, llevándolo directamente a vivir cayendo en el abismo de la mediocridad, como esos sueños recurrentes donde de pronto uno se ve desnudo en medio de todos y corre sintiendo un gran peso hasta que comienza a caer. La mayoría de los que trabajamos sabemos que no podemos endeudarnos con la tarjeta de crédito por más de un tercio de lo que ganamos sino después caeremos en el veraz y tendremos que pasar varios meses estresados haciendo malabarismos para pagar para no caer en la refinanciación que siempre es el paso anterior a correr el riesgo de que nuestros bienes sean embargados. Esta no es una explicación mágica sino simple sentido común. Algo que parece que no primo en el gobierno.

Este ex funcionario, me contó: "luego de ser herido el gringo en un enfrentamiento por un policía -que hace poco tiempo falleció- se exilió en el 76 al comienzo de la dictadura en la ciudad de Belo Horizonte en Brasil y empezó a trabajar en la empresa Fiat Automoviles S.A., ayudado por Mauricio, que en ese momento eran los dueños de SEVEL Argentina, por eso el Gringo no va en contra de Macri y se queda en un lugar neutral. Bue... no tanto, pero es entendible."

Información que pude confirmar en varios sitios web:

"La Izquierda Diario", "...A comienzos del año pasado, el actual gobernador confesó en una entrevista que le realizó el periodista Juan Pablo Cosutta, que fue baleado en una pierna por un grupo de policías de civil en 1970, cuando con un grupo de estudiantes salía de la sede del sindicato de Luz y Fuerza, situado a metros de la Cañada, en pleno centro cordobés".

"Periódico Tribuna de periodistas", "— Así que yo soy policía –, fue lo último que escuchó antes de sentir el disparo. El fragmento anterior forma parte de la crónica El día que la policía quiso matar a Schiaretti, de Juan Pablo Cossutta, publicada durante febrero en el sitio Salida al mar (intente seguir la dirección web pero ya no esta activa). Cossutta consiguió que por primera vez en su vida, el gobernador se refiriera no sólo a aquel momento en que estuvo al límite de la muerte, sino que además, hablará de su pasado militante más lejano, cuasi mitificado por su propio silencio,..."

En conclusión la provincia de Córdoba se encuentra en el tironeo de un 'triángulo de poder' que vuelve a poner en los primeros planos la camaraderia que habría que preguntarse si será posible trasladar este acuerdo de caballeros al pacto social que hoy está entretejiendo Alberto Fernandez con el campo, industriales, sindicalistas y trabajadores entre otros sectores políticos de Argentina.

1 Comentario

  1. Aunque parece una locura la politica nos tiene acostumbrados a estas cosas sino para muestra solo hace falta un boton. Solo hay que ir a los bares donde se reunen los politicos.

    ResponderEliminar